Al concierto con Sofi

24 de febrero. La fecha que sin duda alguna, marcaría la historia de Sofía para toda la vida. Fue el día más feliz de sus años de existencia, porque conoció a la persona que más admiraba en el mundo, Brian Reinoso.

Esta es toda la travesía desde el principio. El pasado 3 de noviembre fue un día triste para ella. Se encontraba en el parque de al lado de su casa. Vio a Camila, su vecina y amiga, quien le pregunta:

Chama, ¿por qué estás tan triste?

—Es que mi familia está de viaje en Tucacas y me siento sola en mi casa —respondió Sofía.

—Wow, te entiendo. Bueno, pero, ¿por qué no caminamos un rato a ver si se te pasa el malestar? —dijo Camila.

En el camino, Sofía toma un periódico de un kiosko. Un rato después de leerlo, algo que le llama la atención, le causa alegría.

—Camila, ¿será verdad esto que estoy leyendo en el periódico? —preguntó Sofía.

—A ver —dijo Camila.

—¡Léelo tú misma! Dice que Brian Reinoso se presentará en el anfiteatro de Caracas este 24 de febrero,  ¡Camila!, ¿lo puedes creer? ¡Nuestro cantante favorito! —expresó Sofía.

—¡Sí, qué increíble! —exclamó Camila.

Brian Reinoso ha sido nominado como cantante a premios internacionales, y Sofía y Camila lo han admirado desde niñas, así que su sueño se hará realidad.

—Chama, ¡tenemos que ir! —dijo Sofía con emoción.

—Obviamente, lo mismo pensé. Pero hay un problema —confesó Camila con tono preocupado.

—¿Un problema?, ¿cuál? —preguntó Sofía. 

—No tengo suficiente dinero para las entradas; las más baratas son muy costosas —dijo Camila.

—Oh, okey. Definitivamente sí es un problema. Debemos conseguir ese dinero a toda costa —dijo Sofía con frustración.

—Claramente, es imposible que faltemos a un evento tan importante para nosotras —aseguró Camila.

Ante la oportunidad tan grande de conocer a su cantante favorito, propuso Sofía: 

—¡El próximo lunes  tenemos que comenzar a buscar trabajo en varios lugares cerca de la zona, como vendedoras, asistentes de oficina, lo que sea!

El 15 de noviembre, Camila con mucha alegría exclama:

 —¡Por fin, nos contrataron en un trabajo! 

—Sí, aunque lo único malo es que pagan muy poco, pero disfrutemos el trabajo —observó Sofía.

—Por lo menos nos alcanzará para comprar las entradas generales —comentó Camila.

—Veámoslo desde un punto de vista positivo; trabajamos en una cadena internacional de una marca de ropa bien chévere —afirma Sofía.

Durante todo ese tiempo, Camila y Sofía cantaban muy emocionadas sus canciones (se las sabían todas), lograron comprar pancartas de Brian, franelas y gorras con el fin de equiparse para ir al concierto.  Hasta que un día, Camila pregunta:

—Mira, ya tenemos el dinero para las entradas generales y estamos bien preparadas para el concierto, ¿será que renunciamos?

—Sí, es verdad. Pero mira, estaba pensando en que podríamos quedarnos más tiempo para conseguir el dinero para las entradas V.I.P —mencionó Sofía.

Tres meses después, ya se encontraban en la taquilla de ventas de entradas del concierto.

—¡No puede ser! Mira quién está aquí, en la cola. Es Brian, ¡Brian! —dijo Sofía con mucho entusiasmo.

Todas las muchachas de la cola enloquecieron por tomarse fotos con él, mientras Camila y Sofía, quienes hablaban también Inglés, comienzan a hacerle preguntas.

—Brian, could I have a picture with you?, please, please… —todas gritando. 

—Yes, of course —dijo Brian.

Entre gritos, empujones, emociones de las jóvenes y por la cantidad de chicas, Brian se cae al suelo, sin peligro alguno. De inmediato sus asistentes lo ayudaron con todo.

—Camila, ¡no puedo creer que lo estamos conociendo, lo estamos viendo en persona! —manifestó Sofía.

—Sí, Sofi, ¡es maravilloso! Yo tampoco lo puedo creer —exclamó Camila.

—Ya va, mi papá me está llamando por teléfono —dijo Sofía.

—No lo vas a escuchar, ¡hay muchas muchachas a nuestro alrededor! —comentó Camila.

—¡Papi, papi, no puedo hablar, aquí las muchachas están muy alborotadas! —dijo Sofía.

—¡Ayyy, esta sí que inventa! —dijo Camila con tono de burla.

—¡Jajaja! Déjame tomarle un millón de fotos, las chamas de la universidad no van a aguantar la envidia, jajaja —comentó Sofía, con mucha alegría.

Llegó el día del concierto, la entrada estuvo repleta de chicas, todas felices. Todo el ambiente estaba lleno de pancartas, souvenirs y alegrías por el evento. Sofía y Camila estuvieron muy  felices. Disfrutaron, bailaron, cantaron y tomaron muchísimas fotografías de Brian por largas horas. Al finalizar, el papá de Sofía las buscó y llevó a casa.

—Chaito, Cami. Nos vemos en la uni —dijo Sofía.

—Chao, Sofi. Muchas gracias por todo, ¡disfrutamos un montón! —respondió Camila cansada, por la larga noche que ambas tuvieron.

Significado de términos: 

Chama: muchacha

Alborotadas: alegres, que expresan alegría

Anfiteatro: teatro

Souvenir: objeto que sirve  como recuerdo 

Image credit: Monkey Business Images / Shutterstock.com

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Escrito por:

Profesora de Inglés y Español. Escritora de cuentos y poesía. Venezolana.
Peggy Echenique